El conocimiento es una riqueza que se puede transmitir sin empobrecerse.

martes, 20 de mayo de 2008

FUENTELARBOL

Pertenece al Ayuntamiento de Quintana Redonda junto con otros dos pueblos de nuestra Tierra (La Ventosa y La Seca). El olmo-símbolo del pueblo lo secó la grafiosis; también desapareció la explotación de sus canteras en las que se fabricaban ruedas de molino. Puede verse una singular valla hecha con un centenar de estas piedras que habían resultado defectuosas al cincelarlas, y que eran llevadas hasta allí por matrimonios jóvenes para poder ser vecinos de pleno derecho. La cantera, a un kilómetro y medio, es hoy un laberinto de rocas y cuevas en el que se observan los trabajos sobre la roca, de buena calidad para ser labrada.

La iglesia de la Asunción se conserva bien. Es románica de mediados del XII, de una nave con ábside de tambor. Conserva la torre original, algo achaparrada. Es toda de mampostería y sillarejo. El ábside tiene tres ventanales de una arquivolta plana sobre columnitas con capiteles de hojas (la del medio esta cegada). La portada principal (al sur), al amparo de una galería porticada de ladrillo muy posterior, tiene arquivoltas planas y de baquetón, un capitel vegetal y otro de sirenas enfrentadas. Otra portada al norte mas sencilla está cegada. En el interior, el presbiterio se cierra con medio cañón apuntado y el ábside con bóveda de cascarón, mientras que el arco de triunfo, también apuntado descansa sobre semicolumnas con capiteles de hojas estriadas y escaso relieve. Hay una pila benditera y otra bautismal que parecen románicas, y una virgen gótica.
En el cerro de la Trinidad, entre La Rubia y Fuentelárbol, se conservan unos restos irreconocibles, que pudieran corresponder a ese San Juan de Otero templario que otros sitúan en san Bartolo de Ucero.


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto