El conocimiento es una riqueza que se puede transmitir sin empobrecerse.

martes, 20 de mayo de 2008

TORREANDALUZ

La Torre de Andaluz, era el nombre antiguo de este pueblo, y todavía hoy en la comarca se habla de La Torre o de la Torre Andaluz, si hay que matizar un poco más.
En el Madoz se menciona una laguna, que formaba el manantial del Ojo en el paraje conocido como La Charca, antes de que dieran salida a sus aguas por el cauce que existe actualmente. Hay una leyenda popular vinculada al Ojo, nacedero del arroyo homónimo, de unos veinte metros de diametro, a los pies de un monte donde dicen que hubo un pueblo llamado San Miguel. Se cuenta que se ahogaron una yunta de bueyes y la moza que los guiaba, y que aparecieron flotando mechones de pelo de los bueyes y de la muchacha días después, que fue lo único que quedó de ellos. Se creía que era muy hondo, hasta que en 1888 Romualdo de Gracia y Pacheco, vecino de Cádiz e hijo predilecto de Torreandaluz, al que apodaban El Señorito, comprobó que no superaba los ocho metros en su centro.Tambien había un Museo etnográfico en las antiguas escuelas, pero está cerrado.
La iglesia de Santo Domingo de Silos, construccion de mampostería enfoscada, conserva de la época románica -finales del siglo XII- los muros de la nave, rematados por una cornisa con canecillos de nacela, el arco triunfal de gran anchura soportado por capiteles lisos, la portada meridional y varios capiteles descontextualizados. Gaya Nuño opinaba que tambien la maciza torre era románica, pero para Pedro Luis Huerta es de finales del s. XV o inicios del XVI (como la capilla mayor). La torre es de planta rectangular y aparejo de sillería, dividida en dos cuerpos mediante una sencilla imposta. En cada una de sus caras hay dos huecos de medio punto, salvo en la Este, que solo hay uno de mayor tamaño. Hoy están cegados hasta el arranque de los arcos. La portada original en el lado sur, es de mediados del XII y una de las mejores de la provincia. El porche moderno que la cobija, está precedido por un cuidado jardín. Muy abocinada y con cuatro arquivoltas: abilletada la mas exterior y las siguientes de doble zigzag con bezantes, baquetonada y lisa. Apean sobre dos parejas de columnas de rechonchos fustes y otras dos de jambas acodilladas que se intercalan entre las columnas; todo ello sobre un podio corrido. Los capiteles de grandes proporciones representan de izquierda a derecha: Cuatro músicos con grandes túnicas, uno tocando el arpa, otro el laúd y los otros dos el rabel, el ábaco abilletado; Sansón desquijarando al león en una cara y una arpia alada de aire silense en la otra, el cimacio con roléos; Grandes palmetas y el cimacio liso; Torneo entre dos caballeros, tema ya visto en Tiermes y Caracena, pero esta vez sin yelmo, sin escuderos y con gualdrapas en los caballos, el ábaco ajedrezado. La capilla mayor es gótica, con bóveda de terceleste y cinco claves con un escudo en la principal de los Fonseca, y cruces en aspa, pentalfa y llaves de San Pedro en las restantes. Su datación: finales del s. XV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto