El conocimiento es una riqueza que se puede transmitir sin empobrecerse.

martes, 20 de mayo de 2008

TAJUECO

Tajueco es el único pueblo de Soria donde se ha mantenido la tradición alfarera de generación en generación, sin intermedios ni deserciones. Los cacharros que venden en la actualidad son los mismos que hace siglos, con la normal adaptación a los tiempos. Se sigue dando un baño de vidrio para dar lustre a las piezas y hasta hace pocos años se utilizaban hornos árabes para la cocción. El secado de las piezas se sigue haciendo con el sistema de gloria.
No hay una casa en Soria que no tenga en su ajuar una holla, un barreño o un botijo de Tajueco. Tajueco es el pueblo de los botijos, parece cosa de poca importancia, pero en estos tiempos deshumanizados llevar esta etiqueta por el mundo, siquiera sea por nuestro pequeño mundo, debería considerarse el mayor de los honores.
Tajueco es además un pueblo limpio, con un agradable olor a pino en el ambiente, con muchas fuentes de abundantes y buenas aguas y algunas tradiciones bien conservadas. Al anochecer del dia primero de noviembre, fecha en la que empezaba el año para los celtas, tiene lugar el curioso Ritual de las ánimas, acompañado por el constante toque de muertos de las campanas. En tres grupos, los tajuecanos provistos de velas van recitando las estrofas del Canto de las ánimas. Al final del acto se reparte bollería y vino entre los asistentes. El muerto al hoyo y el vivo al bollo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si añades enlaces, tu mensaje será borrado automáticamente. No me escribas en lenguas foráneas ni quieras venderme nada, que tengo huerto